Buenas equipo. Hoy vengo con un post de esos de buen rollo, por la alegría con la que lo escribo, y por lo que realmente creo que este puede ayudaros para encontrar o mejor dicho vivir con más felicidad. Y es que realmente estoy súper agradecida al curso de Mindfulness que he hecho este curso y que me está ayudando a cambiar muchas cosas en mi vida para bien.

Curso de Mindfulness

El módulo que he hecho y por el que muchos me habéis preguntado es el primero de un programa completo para ser instructor, y este en particular, se puede hacer también a nivel usuario, para aplicarlo a uno mismo. De hecho, mi objetivo fundamental al apuntarme al curso era seguir formándome como instructora, pero, una vez realizado éste, me he dado cuenta de que me ha venido fenomenal a nivel personal para mi vida.

Han sido 8 semanas en las que he aprendido mucho, hemos tratado muchos temas que iré desarrollando por aquí en un futuro porque me parecen súper interesantes, tales como, la gestión de las emociones, la comunicación, los factores desencadenantes del estrés, lo que podemos hacer para combatirlo, lo que podemos hacer con lo que no podemos manejar nosotros o no depende propiamente de nosotros… Realmente ha sido muy interesante.

Lo más curioso de todo el curso, es que en principio, todas las cosas que hemos visto suenan muy lógicas y parece como si ya las supiéramos, sin embargo, he podido ser consciente de que la cantidad de veces que por inercia, el ritmo del día a día, nuestros prejuicios y muchos otros factores, no las ponemos en práctica porque vamos con el piloto automático, pasando por la vida sin disfrutarla.

mindfulness yoga meditacion paula butragueño inspirafit

Hoy vamos a empezar por algo muy directo, y vamos a ver 6 buenas prácticas para ser más felices. Así de sencillo y complicado a la vez. Y te propongo algo, antes de leerlas, haz el ejercicio de escribir en un papel cuáles creen que podrían ser. Así te servirá para darte cuenta de las cosas que consideras importantes , si coinciden con estas y si las estás llevando a cabo. Tómate 6 minutos para hacerlo, vamos!!!

6 hábitos para cultivar la felicidad

#1 – Cultivar la presencia: tratar de estar en lo que hacemos con todos nuestros sentidos

Fijaros que está en la primera de la lista. Y es que la felicidad, sea lo que sea, y se defina como se defina, es algo que solo se puede disfrutar en presente. O pensarlo si no, si en un momento no estoy disfrutando de algo, cuando haya pasado, ¿podré ser feliz de recordarlo? O si pienso algo que me hará feliz en el futuro y luego cuando llega no lo disfruto, ¿estaré siendo feliz? No ¿verdad?

Por eso es tan importante vivir conectados al momento presente, viviendo con atención plena cada paso que damos, cada persona con la que hablamos, cada trabajo que realizamos, cada canción que escuchamos…viviendo a cada instante la experiencia que nos ancla al momento presente. E incluso las experiencias desagradables, con atención plena, también son menos desagradables.

mindfulness paula butragueño pau inspirafit equilibrio ejercicio

Y la pregunta es, ¿esto cómo se consigue?

Pues la clave está en prestar atención a las emociones y sensaciones que tenemos en cada momento, más que al pensamiento que incesablemente nos lleva a alejarnos del momento presente para llevarnos al pasado ( tenía que haber dicho, hecho….) o al futuro (tengo que hacer, decir etc) .

Lo que siento, el frío, calor, el sol en la cara, lo que escucho, y las emociones que tengo,  ya sea de alegría, de miedo o de rabia o tristeza, son las que me conectan directamente con la experiencia que estoy viviendo en un preciso momento.  Así que un buen ejercicio es intentar estar atento a todos ellas, para disfrutar de cada instante con más presencia.

#2 – Cuidarse

En este tenemos sobresaliente, ¿verdad? De sobra hemos hablado en este blog de la importancia de sentirse bien con nuestro cuerpo, cultivar buenos hábitos, hacer ejercicio, llevar una dieta saludable. ¡Pero fijaros que importante es que está en el segundo de esta lista! Así que equipo, aquí estamos haciendo un buen trabajo y ¡seguiremos haciéndolo!

#3 – Cultivar la amabilidad

Esta palabra últimamente resuena mucho en mi cabeza. Me gusta más su versión en inglés: Kind porque tiene un significado de amabilidad, pero también de bondad. En castellano, sin embargo, la amabilidad se confunde con educación, y consideramos amable al que nos abre la puerta o nos da las gracias. Y es así, pero a lo que esta lista se refiere en cuanto a los hábitos que nos ayudan a encontrar la felicidad va más allá.

Se trata de cultivar la bondad, hacia todo y todos los seres del universo y en especial hacia nosotros mismos. Generalmente, somos nuestro peor enemigo, y los que mayor poder tenemos de hacernos daño. Generalmente esto es debido al grado de auto-exigencia al que nos sometemos. Y si no, piénsalo un momento. Realmente, ¿juzgas a los demás con el mismo baremo que con el que lo haces contigo mismo?

Tendemos a ver los éxitos de los demás y considerar que lo nuestro siempre tiene menos mérito o menos valor. Y esa condición poco a poco hace que nos vayamos exigiendo cada simiente más, y esto, es muy poco amigo de la la satisfacción y por tanto de la felicidad. Está bien ser exigente, pero intenta poner los límites en su justa medida, en especial contigo mismo.

amabilidad kind bondad mindfulness pau inspirafit curso barcelona

Además, cultivar la amabilidad hacia los demás es también muy importante para nosotros mismos. A veces nos molestamos por cosas con otros que para lo único que sirven es para hacernos pasar un mal rato. Por ejemplo, si un coche me pita… ¿de qué me sirve cabrearme y gritarle?, a mí realmente, ¿eso me calma? ¿cómo se queda mi cuerpo después de eso? Piénsalo al revés, si reaccionaras con una sonrisa, o una carcajada, ¿qué pasaría?

Lo mismo es aplicable a las personas por las que nos sentimos heridas. Si hay cosas que se pueden arreglar, habrá que enfrentarse a ellas y tomar decisiones pero ese sentimiento de frustración hacia otros, sólo nos hace daño a nosotros mismos. Y amigos, esto es algo que genera un montón de procesos físicos en nuestro cuerpo qué o traen nada bueno.

Un buen ejercicio para esto sería hacer una pequeña meditación en la que visualices a personas que quieres mucho, otras que te hacen daño, e incluso alguna persona que aprendas conoces y a ti mismo (de uno en uno) y les desees de corazón lo mejor para sus vidas. Les desees tranquilidad , seguridad, momentos de risas, sabiduría, salud y en definitiva felicidad.  Este ejercicio lo hemos hecho en las últimas semanas de curso y ayuda muchísimo a cultivar la bondad. En estos últimos días me siento en paz con todo el mundo y conmigo misma.

#4 (Muy importante) – No quejarse

Una persona que está todo el día quejándose está todo el día sufriendo y esto es fastidioso para uno mismo pero también para los demás que se cansaran de escucharnos continuamente. Y al final es algo que hacemos todos. Yo por ejemplo, en los meses que he estado con mucho trabajo era algo que decía mucho.

Me preguntaban qué tal estás y contestaba, “bien pero con mucho trabajo”. Ese “pero” anula al “bien” y se convierte en una queja. Fijaros qué diferente suena la respuesta. “¡Bien, con mucho trabajo y contenta por ello!” Cambia lo que transmito, y cambia lo que me hace sentir y por tanto mi estado de ánimo.

Quejarnos de que tenemos mucho trabajo , no sirve para que este desaparezca o se haga solo. Tengo varias opciones en este caso, disfrutar porque hago lo que me gusta y si es mucho mejor, o dedicar tiempo a intentar reducir mis obligaciones u organizarme mejor. La cuestión es que la queja me sirve para bien poco.

#5 – Agradecer

Poner el foco en las cosas buenas que tenemos en la vida y saber valorarlas. Desde las cosas más pequeñas a las más importantes. Agradecerse a uno mismo cada día todas las cosas que hacemos bien, y agradecer a todo nuestro entorno la ayuda que nos brinda. Hasta agradecer al universo todo lo que nos da cada día.

tailandia yoga mindfulness equilibrio paz armonia paula butragueño pau inspirafit

Esto es algo que he desarrollado mucho en el curso y creo que ha sido gracias al ejercicio de meditación que os comentaba antes. Es como que me siento profundamente agradecida por todo lo que tengo en mi vida, hasta de cosas que antes no las sentía como buenas. Y esta sensación te brinda un estado de tranquilidad muy parecido a la felicidad os lo aseguro.

#6 (Por último y no menos importante) – Mantener y cultivar las relaciones personales

Somos seres sociales, y nos necesitamos para vivir. Poder contar con tus seres queridos para disfrutar de los momentos alegres y para llorar los momentos tristes no tiene precio. Y eso sólo sucede cuando cultivas estas relaciones en tu día a día. Y para ello, es necesario mantener un buen equilibrio entre cuidarnos a nosotros mismos y cuidar a los demás, sin olvidarnos de lo uno ni lo otro.

Y sobre todo aplicar todos los puntos anteriores a las relaciones personales. Vivirlas con presencia, amabilidad, no queja y agradecimiento. Disfrutando con presencia en tiempo que les dediques. Creando relaciones de calidad que harán que nos sintamos mucho más completos por dentro.

¿Qué os ha parecido? ¿Coincidían con los vuestros? Si no es así podéis ponerme un mensaje con aquello que vosotros consideráis importante para cultivar la felicidad y así aprendo de vosotros.

Espero que os haya gustado y motivados a vivir cada día con la intención de ser más felices porque como digo siempre.

Con esta bonita reflexión me despido por unos días ya que me voy a primer Retiro de Silencio, como parte de mi aprendizaje de Mindfulness y por supuesto como aventura y experiencia personal. Van a ser cinco días de meditación, cero contacto con el exterior, sin hablar, y sin teléfono!!! Jajajaja…hay quien dice que no voy a aguantar, pero en realidad me apetece mucho mucho enfrentarme a esta experiencia. Ya os contaré todo lo que descubro con ella.

“La felicidad no es un estado, es una decisión que tomamos cada mañana al despertar”

mindfulness felicidad paula butragueño yoga meditacion

Un abrazo enorme y que paséis un maravilloso puente.

Pau

Artículos relacionados