Hola family, hoy os voy a hablar de una experiencia impresionante que he vivido en los últimos días, mis 5 días de retiro en silencio estilo vipassana.

Sólo ha pasado una semana desde que os escribía por aquí, pero me parece que hace muchísimo. Quería daros las gracias por todos los bonitos comentarios del post anterior en el que hablábamos de las claves para vivir con más felicidad y me alegro mucho que os haya ayudado a ver las cosas de otra manera en vuestras vidas y así mejorar para vosotros mismos y para los demás. Al final del post, os contaba que iba a estar unos días desaparecida ya que me iba a experimentar mi primer Retiro de Silencio y por eso en el post de hoy os quería explicar un poquito cómo había sido esa experiencia.

La verdad es que este post es particularmente complicado para mí, por un motivo fundamental. Ha sido una experiencia tan brutalmente íntima y personal, que tengo la sensación de que querer guardar todo lo que de allí he sacado para mi intimidad, y es por eso que en esa parcela voy a intentar reservarla para cumplir con el motivo real que me llevó a vivir esta experiencia, que no es otro que seguir mejorando y creciendo como persona.

inspirafit yoga fitness paula butragueño mente calma estilo vipassana silencio

Además, creo que si algún día os decidís a vivirla, es mejor que lo hagáis a vuestra propia manera, sin expectativas, sin prejuicios , sin una idea de cómo debería ser, para qué debería servirte etc, porque eso será tu propio viaje personal y dependerá solamente de ti y de cómo estés en ese momento

Así que limitando esos aspectos, trataré de centrarme un poco en contaros en qué consiste, de donde viene esta tradición, qué se hace durante tanto tiempo en silencio y por qué.

Retiro de silencio, método Vipassana

El retiro que yo hice, formaba parte de mi formación de Mindfulness que estoy llevando a cabo este curso, para el cual, como puente entre el primer módulo y el segundo era condición necesaria haber hecho un retiro. Tenía que ser de al menos 5 días y siguiendo la tradición del método Vipassana, que es el tipo de retiros más extendido, con una estructura, horarios, y normas concretas.

El Vipasanna completo dura 10 días en silencio, se medita 12 horas al día y no se puede hacer ejercicio. (es curioso que esto me preocupaba más que no poder hablar…;-) No se puede hacer uso en ningún momento del teléfono móvil, no se puede leer, escribir, ni escuchar música, ni por supuesto hablar.

Sin embargo en el que yo he realizado de 5 días en silencio, a pesar de seguir la misma estructura, puede decirse que es una especie de adaptación a algo que de primeras puede parecernos muy fuerte. De las 12 horas de meditación al día, una hora y media la podías dedicar a caminar, o hacer ejercicio y todos los días había una clase de Yoga. Esto para mi fue vital para sobrevivir a tantas horas sentada meditando y no sufrir demasiado físicamente.

inspirafit yoga cuerpo mente retiro silencio metodo vipassana

No digo que haya que pasar por aquí, hay mucha gente que su primera experiencia ya hace un Vipassana y también le ha ido bien, pero a mi me ha resultado una buena adaptación a un cambio tan brusco con nuestra vida real y soy de las que prefiere preparase para las cosas, así que, sí lo recomendaría como paso previo.

¿Qué es el Vipassana?

La palabra Vipassana significa “ver las cosas como son en realidad,” y es la técnica de meditación que utilizó Gautama Buda, el fundador del budismo, para alcanzar la iluminación. Así dicho puede parecer muy esotérico, sin embargo, el método que se utiliza, pasa por una metodología que va avanzando con el paso de los días para aumentar nuestra capacidad de concentración, y de atención.

Los primeros días los dedicas exclusivamente a atender a tu respiración. Puedes elegir un punto del cuerpo en el que fijar la atención de la respiración, como intentar sentirla en el huequito entre el labio superior y la nariz, o por simplemente sentir el proceso de respiración, como el aire entra, da la vuelta, sale y hay una pequeña pausa antes de la siguiente inhalación.

Otra opción es contar respiraciones. Este fue uno de los trucos que nos eneseñó Andrés Martín Asuero, del que ya os he hablado y mencionado sus libros  que os recomiendo si os interesa conocer un poco más de todo esto (Con Rumbo Propio Y Plenamente) y que ha sido muy inspirador para mí estos días. Durante estos 5 días fue nuestro “maestro” o profesor de este Retiro. Nos dijo el truco de contar 5 inspiraciones para hacer un ramillete, 5 ramilletes para hacer un ramo, y 5 ramos para tener una corona. Y así lo creáis o no, pase un día entero de mi vida (contando ramilletes y pintándolos de colores ….jajaja)

Después de esto, continuas avanzando en el proceso, explorando las sensaciones del cuerpo. Haciendo recorridos imaginarios desde la punta de la cabeza a la punta de los dedos de los pies, recorriendo imaginariamente cada parte de tu cuerpo e intentado sentir esa zona en concreto. Esta parte me gustaba mucho, ya que creo que al ser deportista, tengo bastante conciencia de mi cuerpo y eso me permitía, escucharlo bastante bien. La parte más difícil, era no distraerte y darte cuenta en algún instante enfrascada en un pensamiento.

paula butragueño mente inspirafit calma vipassana meditación silencio

La técnica para los momentos en los que pasa eso, y te veas dándole vueltas por ejemplo al curso que quieres hacer cuando salgas, o si vas a utilizar la hora del medio día para correr, o cualquier pensamiento que te venga a la cabeza, es aceptarlo con amabilidad, si enfadarnos por habernos desconcentrado, pero no quedarnos enganchados en esos pensamientos y con disciplina, volver a dirigir nuestra atención a la tarea de ese día. Ya sea respirar o explorar el cuerpo.

En los siguientes días, una vez la mente ha llegado a un estado de atención, y tranquilidad necesarios, ya puedes empezar a atender a las emociones o pensamientos que surgen durante la meditación, no para ponerte a reflexionar sobre la vida, sino atendiendo al surgir y desaparecer de los mismos, con cariño, observando la huella que dejan en nuestro cuerpo al aparecer, permitiéndonos que surjan, mirándolos como un observador, pero sin ponerte a “solucionar, fantasear, rumiar” sobre ellos.

Esta es sin duda la parte más difícil, y a la vez más increíble de todo el proceso. Y de la que os comentaba que cada uno debe vivir en primera persona. De nada serviría contaros todas las cosas que yo experimenté, porque si algún día lo hacéis deberéis ser vosotros quienes paséis por esa experiencia y descubráis lo que necesitéis de vosotros.

Sólo deciros que hacerlo es un regalo, no unas vacaciones ni mucho menos, porque si pensaba que iban a ser 5 días para descansar me equivocaba completamente, creo que he vuelto incluso más cansada que de la maratón de Valencia. Pero la manera en que descubres cosas cuando simplemente te sientas a meditar es increíble. Cada día era eran como muchos días en los que pasaba por muchos estado, desde la calma absoluta, a la alegría, a la tristeza, e incluso la rabia.

Al final un retiro, como nos explicaba Andrés, es una especie de laboratorio, donde quitando todos los factores externos, (factores personales, profesionales, domésticos, etc) en un sitio con una rutina establecida, donde no tienes que preocuparte por nada, no hay reuniones, no hay que hacer la compra, no hay que tomar decisiones, la comida estará en la mesa a la hora establecida, los horarios están claros..etc, quitando todo eso de nuestro día a día, todas las distracciones, el teléfono, las redes sociales, nuestros hábitos , quedas tú, para darte la oportunidad de familiarizarte contigo mismo.

Para conocerte, para hacerte amigo de ti, para quizá saber realmente cómo somos, o por qué somos como somos, o por qué no somos como realmente somos. Para buscar esa autenticidad, y finalmente para tratar de cultivar una “mente excelente” como decía Buda, basada en el amor, la compasión, la alegría y la ecuanimidad que muy relacionado con lo que decía en el anterior post, conducen a la felicidad (lo que Buda llamaba “iluminación” ) Pero bueno, si has llegado aquí de este post, es que esto te interesa y ya hablaremos de ello otro día porque da para mucho.

Preguntas y respuestas sobre el Vipassana

Impresiona, ¿verdad?. Pues voy a intentar resolveros algunas de las dudas que me habéis preguntado.

¿Es en silencio realmente?

Sí, se respeta un silencio absoluto durante todo el día con los compañeros, con los que en señal de respeto y para no establecer comunicación no verbal, lo suyo es que mantengas la mirada baja mientras te los cruzas, o en la mesa para comer. Sólo en el caso de tener alguna duda importante puedes pedir una cita con el maestro del retiro.

Es curioso, a pesar de no hablar, la relación que se establece con el grupo, con tu compañero de al lado en las meditaciones, como una especie de familiaridad sin palabras que crea un vínculo diferente. No sabría muy bien explicarlo, pero cuando el último día rompimos el silencio y pudimos hablar para despedirnos, todos compartíamos ese mismo sentimiento.

¿Hay que estar en la postura de flor de loto?

Bueno, en cada caso uno elige la postura, en este retiro podías elegir entre silla o suelo, o combinación de ambas. Yo elegí combinación porque no sabía si iba a aguantar tantas horas en el suelo, pero finalmente cumplí todo el retiro en el suelo. En suelo había quienes se sentaban en postura de loto y quienes como yo nos sentábamos de rodillas sobre el zafu o pequeño cojín.Os dejo link aquí mismo por si queréis comprar uno.

Ya os haré un post para hablaros de la postura para meditar en función de cada nivel de flexibilidad etc.

La verdad que he tenido mucha surte porque el cuerpo no me ha dolido mucho, hay veces que el dolor se puede convertir en el enemigo número 1 de una meditación, consiguiendo captar toda tu atención, pero por suerte esta vez me he encontrado muy bien físicamente.

¿Te puedes mover meditando?

Lo ideal es no moverse, y que si te duele mucho alguna parte del cuerpo, pongas la atención en ese punto y que con amabilidad intentes observar cómo esa sensación se va modificando, imaginado los contornos, hasta incluso, a lo mejor, desaparecer.

Evidentemente esto es la medida que tu quieras, si te duele mucho algo y puedes corregirlo con un pequeño movimiento para no hacer ruido y distraer a los demás pues genial. Mi guerra de los últimos días fue la tos, ya que cogí frío haciendo una meditación caminando en la que quise aprovechar al máximo las sensaciones y me descalcé para sentir la hierba mojada…;-)) jajajaja…con este frío no lo volveré a hacer

look casual inspirafit moda vitassana silencio

¿Incumpliste alguna de las normas?

Sí, mandé un único mensaje a mi madre para que supieran que estaba bien a la mitad del retiro, y escribí algunos pensamientos que me resultaron interesantes. Lo más gracioso es que el “Karma” se vengaba de mí por eso, y la mesita pequeñita del cuarto en la que escribía, estaba siempre llena de hormigas, y como un de los votos que habíamos hecho , era “no matarás” refiriéndose a todos los seres de la naturaleza, tenía que dejarlas campar a sus anchas por encima de mi libreta…y concentrarme en escribir…jajaja

Por lo demás nada, no miré el móvil ni una sola vez, ni ganas tenía la verdad. En un Vipassana oficial de 10 días directamente te lo quitan, en este quedaba a tu responsabilidad, así que me siento bastante tranquila con haber respetado esto. A veces cuando paseaba por el jardín (estabas en una casa de monjas que se alquila para retiros) , sentía la necesidad de hacer fotos, de la costumbre que tenemos con eso y más yo que es parte de mi trabajo. Sin embargo, disfruté muchísimo de imaginarme haciendo imágenes mentales de cosas bonitas que se quedarán en mi cabeza y en mi corazón para siempre. (todas las fotos de este post son de archivo de mi libro 10 Semanas para sentirte 10 por Ingrid Hoppe)

Antes de marchar y una vez roto ya los votos, fui a despedirme al árbol en el que sentaba a descansar o bajo el que me ponía a hacer Yoga y que fue para mi un gran compañero…jajajaja. Tampoco es el de la foto

plan inspirafit paula butragueño alimentacion saludable vitassana

¿Crees que sirve para algo?

No puedo decir si sirve o no sirve para los demás, sé que para mi ha sido un auténtico viaje personal en el que he descubierto muchas cosas (esa parcelita me la guardo para mi) , muchas de las cuales creo que me ayudarán a ser mejor persona, a ser más feliz y a poder hacer más felices a los demás. Y esto os lo digo con el corazón. Tengo la ilusión de seguir aprendiendo, establecer mi rutina diaria de meditación, haciendo al menos todos los días un poquito y reservando un par de días a la semana para meditaciones más largas.

He vuelto con la ilusión de seguir creciendo, de seguir conociéndome de ser cada vez más auténtica, libre y feliz. Tener amor hacia mí , hacia todas las personas y hacia todo lo que hago. Saber estar ante las situaciones, permitirme cuando no lo consiga, mejorar, crecer. De dar las gracias, de pedir perdón, de perdonar y de perdonarme. Ganas de disfrutar más de la vida, de una manera un poco más contemplativa, momento a momento , según vaya llegando.

Frase para hoy:

La tranquilidad es la puerta de la sabiduría.

 

Si tenéis cualquier duda, estaré encantada de resolverla.

Un abrazo

Pau

Agradecimientos:  Andrés, Ander y patricia, por la excelente organización de este retiro, A Andrés por su incríble inspiración, a Ander por hacernos sentir como en casa y a Patricia por su amor en las clases de yoga.

 

Artículos relacionados