Buenos días de viernes!!

Hoy os traigo un post muy especial de una de las aventuras más emocionantes que he vivido en mi vida. La mayoría de vosotros ya sabéis mi estrecha relación con Málaga ya que siempre mis veraneos familiares y mi segundo hogar ha estado allí y es increíble cómo a pesar de los años que llevo conociéndola, aún hoy me sigue sorprendiendo.

SONY DSC

Mi última experiencia en estas tierras ha sido un día de Vías Ferratas. El verano pasado ya os contaba en un post sobre La Gran Senda de Málaga  y el increíble trabajo que habían hecho La Diputación de Málaga para la reconstrucción más de 500km de senderos, caminos para hacer trail , excursiones o trecking y lo que no sabía es que también habían habilitado inmensidad de Vías Ferratas como actividades complementarias a Gran Senda de Málaga para promoción del Turismo Activo.

Antes de nada, no se si sabéis lo que es una Vía Ferrata. Consiste básicamente en una sucesión de escalones clavados en la roca por la que se asciende de la misma manera que lo haríamos por una escalera de mano. Paralela a la escalera discurre un cable de acero con anclajes independientes llamado línea de vida. El sistema de progresión consiste en subir por los escalones manteniéndonos en todo momento asegurados por la línea de vida. Para ello se utiliza un utensilio específico llamado disipador o zipper que une nuestro cuerpo con la línea de vida y que amortiguaría nuestra caída en caso de necesidad con lo que lo convierte en una actividad absolutamente segura.

post2

Lo bueno, es que las vías ferratas permiten experimentar sensaciones aéreas propias de otros deportes como la escalada o el alpinismo a personas sin grandes conocimientos técnicos y sin un necesario entrenamiento en técnicas de escalada, ya que la dificultad de la misma “física” es baja.

La clave sin duda alguna está en la parte “mental” Superar nuestros miedos. Y para esto, es importantísimo realizar esta experiencia con un equipo de profesionales que te trasmitan la seguridad y confianza necesarias para poder hacerlo y con todo el material adecuado. Yo en este sentido tuve la inmensa suerte de ir acompañada por José y Eva de Sport Mountain.

Desde el primer momento me explicaron con total claridad el material que necesitábamos y cómo utilizarlo. Los trucos para engancharme en cada paso de la manera más sencilla posible. Los obstáculos que nos íbamos a encontrar en cada ruta y las sensaciones que podía tener.

A pesar de mi apariencia atrevida, soy una persona cauta, por no decir miedosa. Vamos, que veo el peligro donde lo hay o creo que puede haberlo. A veces me gustaría ser más inconsciente y valiente. Pero ser así tiene la parte de superación de querer vencer esos miedos y me gusta.

“Los sueños nunca se han conseguido permaneciendo en el suelo”

En cuanto probé la actividad y empecé a ver cómo mis pies se separaban del suelo, mi cuerpo reaccionó con la famosa temblequera que hace que tu pié se ponga a vibrar y te quedes paralizado. En ese momento, José que estuvo a mi lado durante toda la experiencia, y que sabía perfectamente antes de que me pasara lo que me iba a suceder, me miro y me dijo…vamos a probar el material…deja caer el peso hacia atrás…lo hice, ahora suéltate de manos y comprueba cómo tu cuerpo se queda suspendido por el material con total seguridad…esto me costó un poco más, pero también lo hice…una vez eres consciente de la seguridad que tienes, el miedo y el vértigo pasan y empiezas a disfrutar.

post9

 

A principio iba muy preocupada de hacerlo todo técnicamente bien, pero según íbamos avanzando, poco a poco, el irme enganchando en cada paso a línea de vida me iba saliendo de manera automática, el miedo ya estaba fuera de mi cuerpo y pude empezar a disfrutar de la experiencia y del increíble paisaje por el que nos estábamos adentrando.

post7 post8

De las 11 Vías ferratas adecuadas en la Serranía de Ronda hicimos dos. La primera de Tajo Ronda equipada como vía ferrata en 2010  aprovechando una antigua instalación de los años 30 de peldaños de hierro. Coincide con el inicio de la etapa 24 de Gran Senda.

post3

Cuenta con varias líneas de peldaños, en la actualidad se han equipado dos tramos. Los peldaños se apoyan en gran parte en muros que se construyeron para asegurar el terreno en el entorno de las ruinas de unos molinos de harina, que fueron abandonados tras un terremoto acontecido en 1917. En las ruinas de uno de estos molinos parte una de las vías ferratas equipadas en el magnífico Tajo de Ronda.

SONY DSC

post1

Es una vía muy cómoda, con unas vistas espectaculares sobre el Puente Nuevo y el barranco que lo atraviesa, con el cuál podríamos combinarlo haciendo el descenso del mismo Barranco del Tajo.

DCIM100GOPROGOPR5882.

Esta ferrata se hace corta, y te quedas con la sensación de querer más, así que me llevaron a una de las más impresionantes por la brutalidad del paisaje, la Vía Ferrata de Benalauría, ubicada en el Peñon de Benadalid en las cercanias de la localidad de Benalauría, conocido como Tajo de los Aviones en el Valle del Genal.

Conforme vamos ascendiendo, descubrimos el canal que se esconde en el medio del citado macizo, en él nos encontramos dos puentes colgantes cortos pero a una altura considerable.

SONY DSC

La zona está repleta de vías de escalada, lo que nos permite realizar distintas combinaciones y aprovechar el desplazamiento. Etapa 26 Gran Senda de Málaga.

DCIM100GOPROGOPR5889. post6

El mayor encanto de esta Vía Ferrata son las vistas impresionantes del Valle del Genal y del Peñon de Gibraltar que tienes cuando llegas arriba, acompañado además de esa sensación tan placentera de haberte superado a ti mismo y haber vencido tus miedos.

DCIM100GOPROG0045895. SONY DSC SONY DSC

La sensación que se te queda al final es la de “Quiero más” Desseando volver para repetir experiencia y ratitos agradables con gente que merece tanto la pena. Gracias José, Eva y Jesus (@jesuspphoto) por este día tan bonito, que no olvidaré nunca y por estas fotos que me servirán de recuerdo.

Feliz fin de semana.

Un abrazo

Pau

 

Artículos relacionados