Buenos días!!! Esta semana es más cortita a causa de las fiestas, pero vamos a empezarla con mucha fuerza: con un entrenamiento con TRX.

Seguramente muchos de vosotros ya habréis escuchado hablar del entrenamiento con TRX o entrenamiento en suspensión, pero si no os suena, os hablo sobre él.

¿Qué es el TRX?

Para mi, el TRX  es una de las herramientas más potentes para complementar nuestros entrenamientos con ejercicios de fuerza, tanto para hombres cómo mujeres.

Son muchísimos los ejercicios que podemos realizar con esta técnica, pero sobre todo la carga física que podemos ejercer es súper variable, desde menor intensidad a un entrenamiento realmente potente.

Lo englobamos dentro de los entrenamientos funcionales, ya que se basan en el peso de tu cuerpo y la gravedad y además tiene transferencia directa con las acciones de nuestra vida cotidiana. Es decir, va a hacer que nuestro cuerpo esté mejor preparado para las actividades de nuestro día a día.

El entrenamiento con TRX sirve tanto para atletas profesionales, como a personas no entrenadas ya que la intensidad de los ejercicios va a depender de:

  • Posición del apoyo.  Dependiendo de si tenemos las piernas abiertas, si tenemos los pies juntos o si lo realizamos con un solo apoyo en el suelo como puede ser el caso de realizarlo a una pierna
  • Grado de inclinación, en cada postura, podremos elegir el ángulo que formamos con la posición de agarre, de tal manera que estemos ejerciendo mayor o menor fuerza según actúe la gravedad sobre nosotros. Es decir, si vamos a tirar de nuestro propio peso, según estemos más horizontales, nos costará más, y por el contrario, según nos aproximemos al eje, nuestro cuerpo pesará menos.

 

Además siempre podemos elegir opciones como son los apoyos en compensación. Por ejemplo normalmente colocamos los pies a la misma altura, por el contrario, si echamos uno más atrás que el otro será menos intenso al soportar menos peso.

Entrenamiento con TRX

Visto esto os dejo con algunos ejercicios que podéis realizar utilizando este sistema. Lo mejor es que probéis con alguien que controle, ya sea un entrenador o un amigo, porque al igual que es una herramienta de trabajo súper potente, también puede ser un arma para lesionarnos. Y todos sabemos que eso es lo último que queremos.

¿Os animáis a probarlo? ¡Venga! Por aquí os dejo un vídeo con algunos ejercicios para hacer un buen entrenamiento con TRX.

 

Es importantísimo en todos estos ejercicios, concentrarnos en el trabajo del core. La estabilidad para poder realizarlos sin lesionarnos depende del control abdominal con el que conseguiremos una postura correcta. Así que recordad  ¡Abdomen dentro y contraído en todo momento! 😉

Y por último, ¿cómo organizarnos? Yo os recomendaría entrenar en modo circuito.

  • Haceis 8-12 a veces cada ejercicio con cada pierna y repetís toda la serie 2 o 3 veces, según la preparación de cada uno.
  • Entre uno y otro ejercicio dedicaría unos 20 segundos a movernos y soltar piernas y brazos para recuperar.

 

Lo podéis combinar con el Plan Inspirafit, substituyendo uno de los días de entrenamiento de fuerza por este con el trx. De todos modos, para duda que tengáis ya sabéis que estaré encantada de intentar ayudaros.

Frase para hoy: No te quedes siempre en el mismo lugar, prueba cosas diferentes que te impulsen  a superar tus barreras, romper tus limites y seguir creciendo. 

Muchos besos y a darle duro a la semana!!

Pau

ÚNETE A INSPIRAFIT

Suscríbete y recibirás en tu correo todas nuestras noticias, además, de promociones, ofertas y convocatorias a eventos exclusivos.

Artículos relacionados