Muy buenas!! Ya sí que sí tenemos la Navidad a la vuelta de la esquina y precisamente de eso vamos a hablar hoy, de Navidad, o mejor dicho de los errores que cometemos en las comidas de navidad.

A mí la verdad es que me encanta esta fecha, siempre digo que el día que pierda la ilusión por estas fiestas, me habré hecho mayor, así que ¡¡espero que no pase nunca!! La cuestión es que no ha hecho más que empezar y la mayoría de nosotros ya estamos saturados de comilonas. Y la pregunta es, ¿Cómo vamos a sobrevivir a las comidas de navidad disfrutando y a la vez, de una manera un poquito saludable?

Ya sabéis que soy una defensora del equilibrio, y está claro que al igual que somos capaces de hacer esfuerzos en el plano deportivo como una media maratón, también debemos permitirnos durante estas fiestas algunos excesos. El problema es que son tantos los eventos en los que estamos de celebración que esto puede llegar a ser peligroso.

Hablo en primera persona, la semana pasada tuve cenas fuera de casa de miércoles a sábado y el domingo comida y mi estómago ha dicho “hasta aquí”. Y la razón es, que eso no hay cuerpo que lo aguante y  para equilibrar un poquito necesitamos  poner un poco de cabeza a estas comidas.

Por eso hoy os traigo representado el KIT DE LOS ERRORES CLÁSICOS que solemos cometer en estas fiestas y que terminan por arruinar nuestro equilibrio, empeorar nuestra salud, y sumarle unos kilitos a nuestra báscula.

Los 10 principales errores en las comidas de Navidad

Error #1: La falsa compensación

Eso de que…”cómo esta noche tengo cena voy a comer poquito o como he comido mucho hoy no ceno”…no es la mejor idea.

En el primer caso, porque llegaremos con mucho más hambre a la cena, y la idea mental de que nos podemos permitir cualquier cosa. Y en el segundo porque no es lo mejor para que nuestro organismo se regule.

Es mejor continuar con nuestra rutina de 5 comidas al día, aunque dos de ellas sean muy pequeñas. Tomar algo dos o tres horas de estos eventos puede ser de gran ayuda. Lo mejor opción para estos  casos será la ingesta de fruta y algo de proteína tipo yogurt bajo en grasas.

paula butragueño cenas de navidad embajadora truvía stevia

Error #2: Como he comido mucho, ceno fruta para compensar

Cuando nos metemos una comilona, le estamos pegando un subidón de glucosa a nuestro cuerpo, y si luego pasamos muchas horas sin comer y tomamos algo de fruta por ejemplo, que me vuelve a subir la glucosa, el organismo se descompensa y como no puede almacenar, se activa la insulina para que se transforme en grasas (es una forma fácil de exponerlo que requeriría una explicación mucho más técnica, pero es sólo para que os quedéis con el concepto).

Evidentemente son alimentos saludables y serán mejores que otras opciones más pesadas, pero con el objetivo de regular, es aconsejable cenar una ligera combinación de verduras y proteínas con menor carga glucémica.

Error #3: En las salidas me puedo permitir tomar todo lo que no hago en casa

Si en casa no suelo tomar pan blanco, lo como fuera. Está bien un trocito, pero si tu estómago ya está acostumbrado a tomar pocos hidratos procesados, un exceso durante unos cuantos días seguidos puede provocarte una irritación de los intestinos como me ha pasado  mi. Intenta conseguir pan integral en el restaurante, y si no lo hay, trata de evita el pan blanco o tomar lo menos posible.

Al fin y al cabo, seguro que la comida a ser más abundante de lo que estás acostumbrado, así que no pasa nada por saltarnos el pan, que además suele ir acompañado de moje…. Y lo sabes!!!

comidas de navidad ejercicio inspirafit fitness saludable

Error #4: Primero una cerveza, después un vinito y después una copita….

Partiendo de la base de que estas fiestas están para disfrutar y que no voy a decir que no podamos beber alcohol, trata de no mezclar varios de ellos. Lo mejor es elegir un tipo y ser fiel a él durante la noche. Mi recomendación es el vino tinto, ya que no tiene gas y tiene propiedades antioxidantes por la presencia de los taninos, pero claro está, con moderación.

Error #5: Me voy pronto para casa que así descanso y mañana salgo a quemar el alcohol

El alcohol tiene bastantes calorías, pero el problema principal es que el exceso no puede acumularse como tal y se acumula como grasa. La clásica carrerita para quemar las copas de la noche anterior, es uno de los falsos mitos de nuestra cultura. Lo ideal es quemarlas con unos bailes o un buen paseo la misma noche.

Error #6: Mejor no mezclo alimentos que así no ensucio al estómago.

Relativamente, es verdad que comidas en las que tomamos muchísima variedad de alimentos no sientan bien, pero es importante buscar combinaciones que aporten una carga glucémica baja. Esto ayuda a regular el apetito y aumenta la sensación de plenitud. Por ejemplo si tomamos pasta, es bueno añadir proteínas, grasas y fibras solubles a los hidratos de carbono para reducir su velocidad de absorción.

errores comidas de navidad inspirafit salud consejos

Error #7: Voy picando de todos los platos

Esta suele ser la razón por la que perdemos el control de lo que comemos en las celebraciones en general y en las comidas de navidad en particular.

Una buena forma de evitarlo, es combinar en único plato todo lo que se vaya a comer, analizando el tamaño de las raciones, en especial de los hidratos. Sólo así podemos llevar un control de la cantidad de alimentos que ingerimos, sobretodo de aquellos que tiene un elevado índice glucémico que deberemos consumir en proporciones menores.

Error #8: Cómo estos días no estoy comiendo muy bien, ya tampoco hago ejercicio.

¡¡¡NOOOO!!! Es imprescindible realizar ejercicio físico de manera habitual para que mi cuerpo consuma más calorías. Cuanto más me muevo, más calorías consumo y por tanto más sencillo es perder peso.

En resumen lo que engordo o adelgazo es la diferencia entre lo que entra (lo que como) y lo que sale (combinación entre lo que mi cuerpo necesita para estar vivo y lo que me muevo). Si estos días consumimos más, lo mejor es quemar más. No dejes de lado el ejercicio.

comidas de navidad inspirafit errores deporte stevia truvía sana

Error #9: Ya que me he metido esta comida, me puedo permitir un gran postre

Ya lo sé, a mi también me pasa cuanto más he comido, más ganas tengo de tomar postre. Estás son fechas para permitírselo desde luego, pero intenta saciarte con un poquito, bebe agua después de la comida, respira y piensa si realmente tienes hambre, o solamente te apetece un poco de dulce y puedes compartir con varios de la mesa.

Error #10: Y para terminar, un chupito, que es digestivo…

Sustituye ese licor «digestivo» por una infusión, tu estómago te lo agradecerá, no solamente le estarás aportando algo de agua para contrarrestar la deshidratación del alcohol sino que además al ser caliente favorece el proceso digestivo. En este caso el error suele ser pensar, “no voy a echarme sacarina en vez de azúcar con todo lo que he comido.

Pues razón de más, tu cuerpo no necesita otra dosis de azúcar después de una comida que eleve a un más la carga glucémica de la misma.  Es mejor un endulzante y si es natural, mejor que mejor.

stevia truvía paula butragueño alimentacion saludable edulcorante natural

Stevia y Truvía

Y sabéis que yo este año he sido embajadora de Truvía, por varios motivos, el primero porque dentro de los endulzantes que hay en el mercado, es el que más me gusta porque es endulzante con cero calorías, hecho a partir de la hoja de la planta stevia. Esto lo diferencia del azúcar y de otros sustitutos del azúcar bajos en calorías o con cero calorías.

La stevia es una planta de la familia del crisantemo, originaria de algunas regiones en el noreste de Paraguay. Se ha usado para endulzar alimentos y bebidas en Paraguay y Brasil durante cientos de años. Ahora, la stevia se cultiva y cosecha en Sudamérica y Asia. Es popular en Japón, donde actualmente constituye más del 40% del mercado de los sustitutos del azúcar en ese país. El extracto de stevia también se usa como ingrediente en muchos productos, como yogures, helados y bebidas en toda Asia, Norteamérica y Sudamérica.

stevia truvía inspirafit saludable consejos

Sus componentes obtenidos a partir de la hoja de stevia (glicósidos de esteviol y eritritol) han sido estudiados para garantizar la seguridad del endulzante. A raíz de esos estudios, ambos componentes han recibido evaluaciones positivas por parte de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) y han sido aprobados para su uso en Europa como edulcorante de mesa y para endulzar numerosos productos alimenticios.

Y el segundo motivo, es porque me gusto mucho la campaña en la que pude participar, grabando vídeos y generando contenido que pudiera servir a otras personas a llevar una vida más saludable.

Os dejo por aquí la presentación de estos vídeos, están todos en el canal de Truvía y en su cuenta de instagram @Truvía_es

Frase para hoy:

El equilibrio es la virtud de saber disfrutar de la vida de manera extrema sin necesitar los extremos para conseguirlo

Pau

[mc4wp_form id=»30508″]